martes, noviembre 07, 2006

Principio de subsidiariedad: ¿cuestión de anarquía?

Queridísimos "filo-bloggers": Después de la lectura del dossier dado en clase... ¿qué opináis sobre el principio de subsidiariedad? ¿Dónde está su origen? ¿Es complementario al de solidaridad? Os animo a que penséis al nivel del que sois capaces... y podéis opinar también sobre lo que escriben vuestros compañeros! Yo también colgaré mi opinión! Según Aristóteles, estáis en potencia de encontrar el sentido de vuestra vida! Ánimo!!!

13 comentarios:

JAVI dijo...

Com l'altre dia vaig ser l'últim, aquesta vegada el primer! espero k t'agradi la parrafada "filosòfica"



-El principio de SUBSIDIARIDAD proporciona la participación de todos los individuos en una estructura común. En mi opinión mediante la SUBSIDIARIDAD se reconoce a cada colectivo como elemento capaz de una autonomía propia. Esta autonomía tiene que ir unida a la creación de objetitos a los que la persona o colectivo tiene que intentar llegar. Este es un aspectos positivo, pero también se puede recalcar la necesidad de participación y dialogo de todos los individuos en cooperación global. Otro factor que también me parece positivo es que mediante esta SUBSIDIARIDAD se promueva el máximo derecho de la persona en su autodeterminación y su libertad. Mediante este principio, la persona puede desarrollar una autoayuda cooperativa en la que todos lo individuos forman parte. Cooperación y trabajo de un gran colectivo en un gran grupo.

-El principio de SUBSIDIARIDAD encuentra su fundamento teológica-filosófico en el tomismo. Santo Tomás defiende la tesis de que cada nivel de ser tiene sus responsabilidades y sus potencialidades, las cuales deben ser respetadas y aprovechadas.
Como tal, la palabra SUBSIDIARIDAD adquirió su forma definitiva en una encíclica papal. El principio en su expresión actual tiene su origen en la Doctrina Social Católica, formulado por el papa Pio XI en la encíclica Quadragesimmo anno (1931). La iniciativa del principio de SUBSIDIARIDAD surge como respuesta de lucha contra los gobiernos totalitarismos de los regimenes fascistas, comunistas y socialistas.
La aparición en un ámbito político no es hasta el año 1990, cuando apareció en el vocabulario de la Comunidad Europea. Fue Jacques Delors quien utilizo primeramente el término, y ya en el Tratado de Mastricht(1992) se trato de forma explícita y se considero como un principio constitucional de la integración europue.

-La SUBSIDIARIDAD puede reflejarse como solidaridad, pero este aspecto tiene que ser entendido dentro de unos parámetros. La solidaridad implica ayuda entre los individuos (en muchos casos económicos). Esta solidaridad tiene que ver con SUBSIDIARIDAD ya que los individuos actúan en colaboración, ayuda. Esta colaboración se entiende como intercambio y ayuda a nivel funcional no económico.
Creo que directamente no tiene que ver, pero SUBSIDIARIDAD ayudaría indirectamente. El principio ayudaría a que las ideas del colectivo transformaran la situación negativa hacia una de positiva.

ranpopo dijo...

miri mare avui se me n'ha anat la pinça:

1)sobre el principi de subsidiarietat et puc dir que em sembla quelcom interessant. Es basa en el poder de la decisió final en mans del Estat o l’organisme superior, en el que valora poc la decisió dels organismes per sota seu, i menys la dels individus sols, que quasi no els té en comte.
En aquest principi l’estat és un organisme que no fa cap tipus de feina, deixa que els demés ho facin tot, de tant en tant ho revisen i si veuen quelcom que no els agrada ho canvien a la seva manera sense importar-los l’opinió dels altres. I el més interessant és que tenen el poder absolut sobre totes les decisions que es prenen al país, encara que no fan res.
Confien plenament en el que facin els grups inferiors a ells.
Per tant crec que és un principi ben inútil, o poc útil, ja que de que li serveix a un estat que tota la gen estigui d’acord en alguna cosa si després el màxim organisme ho pot canviar, en part és no tenir plena confiança en el poble i creure’s millor que ells, alhora que les seves decisions sempre seran encertades i no podran ser rebutjades pel poble.
No em sembla un principi útil per a ser aplicat al món d’avui en dia, on les qüestions referents a l’estat s’han de debatre entre la gent i arribar a un acord entre tots, on es pensi el millor per a l’estat des de el punt de vista dels ciutadans, que és a qui els hi influeix de manera directa. Una altre cosa és que s’hi fiqui l’organisme superior de l’estat per a portar la seva visió, i que potser en segons quins temes la seva opinió es tingui més en compte, però que mai no sigui decisiva sense tenir en compte el que pensa la resta de l’estat.

2)El seu origen per a mi està en els temps antics. On les societats del moment, o pobles prenien decisions però en demanaven el vist i plau del cap, perquè confiaven en ell plenament i creien que les seves decisions sempre serien les encertades i portarien el millor per a la comunitat.
Aquest principi va néixer, segons el meu perer, en la confiança del poble al seu cap, que era escollit per majoria, i no hi havia pactes ni coses rares com ara. Llavors la comunitat dipositava el seu futur en aquella persona escollida en la qui confiaven i creien cegament, però aquest principi ha anat evolucionant al igual que els sistemes polítics, i ha degenerat o evolucionat fins a convertir-se en un principi en el que qui mana en l’estat te la decisió final sobra qualsevol decisió presa pel poble, però amb la diferència que ara hi ha divisió d’opinions, i per tant és molt difícil que l’estat prengui una decisió favorable per tothom, sempre hi haurà gent perjudicada. I per tant procuren escollir el millor per a ells i el sector de la societat que els convé més tenir a favor per seguir al poder.

3)No. La solidaritat es basa en ajudar els demés per al seu benefici sense obtenir res a canvi, i aquest principi de subsidiarietat es basa en obtenir el bé del estat decidint el mateix estat.
La solidaritat sempre procura el bé per als desafavorits, en canvi el principi procura el bé per a tots en un principi, que després aquest bé es repartirà entre qui més convingui.
La solidaritat requereix una ment oberta i un cor sensible, en canvi el principi requereix un ànsia per al benefici de tots per igual, cosa impossible, per tant no serà mai aplicable al 100%.

bah avui hauria sigut millor no posar-ho, però més val això que res.
si ho vol ciritcar endevant té molt de suc per a ser matat a critiques.
però el defensaré amb argument enverinats jajajajajaj

salutacions cordials desde el món suprasensible

Ferran Ballescà dijo...

1. No creo que el principio de subsidiariedad deba ser la metodología que el estado debe asumir para que una sociedad funcione. Puesto que, en mi opinión, el estado debe ser la realización total de la idea universal de sociedad.

Es decir, la sociedad no se debe entender como un grupo de individuos o grupos dispersos que trabajan en un beneficio mutuo, sino como un total de personas cuya máxima aspiración debe ser servir al estado (puesto que éste representa la realización total de la sociedad).

El peligro de los diferentes grupos de los que nos habla el presente criterio de subsidiariedad es el siguiente: Ocasiona diferencias de clases. Las cuales, según él, se solucionan cuando aparece la solidaridad entre grupos. Pero nadie es capaz de afirmar que todos los individuos de la sociedad aceptarán sus responsabilidades voluntariamente y que, además, seran solidarios en determinadas circunstancias (aunque es verdad que subsidiariedad no implica solidaridad).

Por lo tanto, es el estado que debe obligar a las personas a cumplir sus responsabilidades y, a cambio, es el mismo estado quien se debe ocupar de las necesidades básicas de los individuos formantes.

Por lo tanto, la sociedad debe trabajar en beneficio de un ente mayor, el estado, y, a posteriori, recibirá los beneficios que le correspondan en una proporción equitativa aunque no aritmética (no todos reciben el mismo beneficio, sino que depende de la labor realizada y del cumplimiento de las responsabilidades personales).

En conclusión, no creo que el estado deba dejar las responsabilidades en mano de estos grupos o individuos libremente sino que debe ser el mismo estado quien decida las responsabilidades que cada uno debe tener, obsequie según el cumplimiento de éstas y se encargue del bienestar de los individuos formantes de la sociedad a la que representa.

Según esto, servir al estado es la obligación suprema de cada individuo puesto que el total (estado) es superior a las partes que lo forman (individuos dispersos).

2. El principio de subsidiariedad es tan solo una crítica a los estados comunistas y a las ideologias fascistas. Es un intento de "catolizar" el capitalismo y el neoliberalismo (libertad económica individual total), con la única diferencia de cambiar el término "economía" por el de "funcionalidad"), por lo que deduzco que debió originarse con la aparición de la burguesía industrial y del proletariado a finales del XIX y principios del XX.

3. Subsidiariedad y solidaridad no tienen por qué ir unidos. Al contrario, con la subsidiariedad se presupone que cuando el individuo decide, libremente, hacer algo, lo hace para el propio bien y el de lo sociedad. Cuando esto, no tiene por qué ser así. Muchas veces el individuo actua solo en su propio beneficio sin tener en cuenta el bien común de la sociedad.

Solidaridad, en cambio, se da cuando todos los individuos de la sociedad se unen para construir una realidad que les supera a todos y para luchar por un objetivo que les es común a la par que les supera a todos. Ésto sólo es posible cuando es el estado quien se encarga de que todos los individuos colaboren en este proyecto común sin tener en cuenta ni la procedencia ni la clase social de cada individuo por separado.


Ahí va madre, mas o menos ahí tienes resumida mi ideología. Supongo que no te gustará, pero tengo bastantes argumentos a favor jeje.

Bueno, ya comentarás qué tal el próximo lunes. Bon cap de setmana.

Ferran Ballescà dijo...

ah madre! me olvidaba de una cosa:
el estado del que hablo debe estar íntimamente relacionado con nación. Es decir, cada nación debe ser capaz de crear un estado. Además, este estado debe ser elegido por sufragio universal, evidentemente.
De este modo se impide una posible aparición de la demagogia o de un gobierno etnocentrista y centralista que coarte la libertad cultural individual o colectiva de esa sociedad.

Aora sí que he acabado (^-^)

ALBI dijo...

El principi de subsidiarietat és que els estaments superiors de la societat deixaran als inferiors el poder de decisió en els temes que els siguin més propers.

Aquesta estructura social per mi seria perfecta si tinguéssim la constància de que les bases inferiors tinguessin el grau d’informació correcta i la capacitat intel•lectual suficient per poder prendre decisions, però, per desgracia, en l’actualitat les estructures superiors disposen dels mitjans de comunicació i les pressions laborals per poder manipular la consciència ciutadana.

Només hi ha dues formes de convivència en les societats modernes: una és l’anteriorment comentada, i l’altra la que diuen “papá-Estado”, és a dir, una societat dictatorial en que tot es decideix des de una estructura superior.
Per mi, la primera, sempre serà molt millor per a l’individu, només ens queda marcar-nos com a objectiu personal tenir una base de coneixements per a que no ens manipulin, i així decidir lliurement.

edith_stein dijo...

Apreciadísimos "tunneadores" de Bachillerato! (porque por ahora el sector inteligente no se ha manifestado!):
Es una lástima que el principio de subsidiariedad no os haya convencido! Para mi es de lo más revolucionario, porque es el único principio que, practicado por aquellos que tienen la autoridad, puede hacer crecer. ¿Por qué? Porque lo único que nos hace madurar (a mi, a un pueblo, a un país, a un continente...)es el asumir responsabilidades, no que siempre haya alguien que asuma mis responsabilidades y me las solucione. Podéis pensarlo en vuestra propia vida: el que ha crecido sin responsabilidades y sin hacer aquello que por él mismo podía hacer desde bien pequeño, se mantiene infantil! (Y no miro a nadie!!! Je,je)
El origen de este principio está en el cristianismo! No podía ser de otra manera! Porque es en el cristianismo donde la persona y sus posibilidades son respetadas al máximo; porque es en el cristianismo no donde se le "da" dignidad al hombre sino donde se le "reconoce" (La dignidad es esencial en el hombre y por ello no la damos, simplemente la reconocemos!!!)
Ahora bien, si nos quedamos sólo con la subsidiariedad es como si quisiéramos partir en dos una moneda. Subsidiariedad siempre ha de ir junto a la solidaridad: son las dos caras de la misma moneda. Al que esté en una situación peor que la mía, deberé ayudarlo pero a la vez propiciando que él mismo haga lo que puede por sí mismo. ¿Qué dar a alguien de un país del Tercer mundo? ¿Un pez o una caña? Seguramente lo primero será darle un pez para subsanar sus necesidades más inmediatas (solidaridad) pero después quizá será mejor ponerle en la mano una caña, enseñarle a usarla para que sea él mismo el que consiga el pez para mañana (subsidariedad). ¿Como me siento más digno, más humanizado, más contento de mi mismo? ¿Esperando a que otro me dé el pez de cada día? O mejor, ¿el día que consiga por mi mismo pescar el primer pez?
Creo, pues, que el principio de subsidiariedad no es "catolizar" nada, sencillamente nos acerca más a la realidad de cada persona y por lo tanto nos acerca más a la justicia que nunca será dar a todos lo mismo sino dar a cada uno aquello que necesita!!! (Y el invento no es mío sino de un tal Jesús de Nazaret! Je,je!)
Bon cap de setmana també a vosaltres! Gràcies per fer-me pensar una mica! Salutacions des del món sensible!!! :)

Edith_stein dijo...

Rectifico: el sector inteligente ha empezado a participar en el mismo momento que yo! Yupi! Gracias Alba!!!

ranpopo dijo...

eis mare em sembla k sem va anar una mica la castanya amb el comentari, em sembla k no o vaig entendre b, es k e de reconeixer k era un pal llegir tot allo sobre el mateix tema i k vaig comentar amb una idea general molt per sobre........
gomen na sai!!!!

Cecilia dijo...

La subsidiariedad es el principio que pretende descentralizar la toma de decisiones de un Estado. Su objetivo es que la decisión administrativa está a cargo de una unidad colectiva más pequeña en la sociedad, lo que amplía la autoridad de las autoridades locales.

Creo que este principio sería realmente útil si esa unidad colectiva menor tomara las decisiones que influyen e incumben a toda la sociedad, de manera tal que la decisión no recayera en sólo una “unidad menor”. En este caso, no habría diferencia entre la toma de esa decisión por una unidad estatal “mayor” o por sólo una unidad menor. Si, por el contrario, los ciudadanos pueden participar en la toma de decisiones que influyen su vida diaria, entonces los diferentes miembros de una sociedad se unirían más y no estarían ajenos a los problemas de la colectividad.

En cuanto a su origen, supongo que tiene que ver con la importancia que fue adquiriendo la democracia por sobre la monarquía. La democracia permite que el pueblo decida quién es su líder y gobernante por un período de tiempo en particular, y la subsidiariedad otorga al pueblo la capacidad de tomar parte en las decisiones de la vida diaria. El principio de subsidiariedad es, desde mi punto de vista, un complemento de la democracia.

Hablando de complementos, creo que la subsidiariedad y la solidaridad tienen mucho que ver una con la otra. Teniendo en cuenta que la solidaridad es la virtud de dar a los demás lo que necesitan, sea cual sea el ámbito de esta necesidad, en el momento en que les falta, creo que la subsidiariedad es la etapa posterior a la solidaridad. Primero, se da lo que el individuo necesita, enseñando cómo obtenerlo la próxima vez. Después, el individuo toma la decisión más conveniente para él y para la colectividad, lo que correspondería al principio del a subsidiariedad, a partir de lo aprendido la primera vez.

Según el principio de la subsidiariedad y la solidaridad, podemos ver que en una sociedad que aspira a la igualdad y la justicia, ambas son imprescindibles para lograr esa igualdad entre los individuos que forman la sociedad.

Anónimo dijo...

andrea*

Según el texto, el principio de subsidiariedad dice que una estructura social de mayor rango no debe intervenir en las decisiones internas de una estructura social de menor rango.

Este principio de subsidiariedad implica el derecho a tener respeto sobre la autonomía de cada grupo para alcanzar sus objetivos como grupo social.

Según lo que he entendido, creo que este principio es necesario a la hora de governanr un Estado. Es la única manera de que se respeten las distintas clases sociales o grupos sociales y así éstas poder llevar o manejar, es decir, tomar según qué decisiones sobre su ideología de ''Estado ideal''.

También pienso como tu madre sobre lo de la solidaridad, ya que el ejemplo de la caña y el ''pescao'' es totalemente indiscutible y creo que tienes toda la razón.


PD1: Madre la verdad es que no sé si he entendido bien el texto...y como bien dice albert la verdad es que daba palo leerlo detenidamente por eso no sé si lo que he leido está bien comprendido XD.

PD2: Mañana en la hora de TR me toca a mi hacer tutoría ee...no me saltess XD

pims dijo...

El principio de subsidiariedad consiste en dejar a las personas o los qrupos que la componen todo lo que ellos puedan realizar de manera responsable y eficazmente. Es decir el concepto de subsidiariedad es un complemento más de la democracia porque ayuda y divide el poder hasta que éste llegue al pueblo y haciendo que tome consciencia en la responsabilidad de las decisiones para solventar los problemas de la vida diaria y la colectividad.

Por tanto podemos decir que aplicando este concepto de subsidiariedad el estado no debe realizar lo que puedan hacer las personas o los organismos intermedios , sino complementar y dar a conocer lo que hace la sociedad civil. Es decir, no solo delegar entre los diferentes niveles estructurales de la administación, sino potenciar la participacion de los niveles más pequeños de la sociedad: desde colectivos a organizaciones sociales sin ánimo de lucro o colectivos profesionales.

Además podemos considerar que si en la estructura social y en la definición como estado la familia es la parte básica de la sociedad. El estado a través de la subsidiariedad debe respetar a ésta, así como proteger y ayudar para que pueda acometer el principio básico de crear una familia y sentirse apoyado por la comunidad. El principio de subsidiariedad debe llegar al ser humano para su propia autorealización y una ayuda a la sociedad. Ésta debe tomar decisiones que la impliquen en el desarrollo tanto de la distribución de la riqueza como en la generación de ésta. Para que influya positivamente en todos los miembros de la sociedad, y que cada uno que la integran se sienta realizado y ayudado en sus necesidades por el estado.

Finalmente podemos considerar que el pricipio de subsidiariedad no está relacionado con la solidaridad, debido a las condiciones de la persona humana de mirar siempre para uno mismo más que para los demós.Por tanto el estado se convierte muchas veces en el garante de la solidaridad, interveniendo para garantizar un mínimo de derechos sin mirar ni la procedencia, ni la clase, ni el colectivo social a quien pertenece.

pd1: madre menudo trabajo, me estado bastante tiempo.¡Buf! pensaba que no acababa...

Anónimo dijo...

Núria


Com en gaire bé tot, un bon ús del principi de subsidiarietat pot ser eficaç i positiu. El principi de subsidirietat ens diu que totes les col·lectivitats han de participar cooperativament per assolir un objectiu comú. Aquest principi dona solució a les mancances de la societat capitalista actual, ja que, implica a tots els estaments a la recerca del bé comú. Però alhora, aquest principi, dona autonomia a cada col·lectiu per ser independent i buscar el seu objectiu i a més limita el poder absolut de l’estat.

La subsidiarietat porta fins a últim terme la responsabilitat de cada individu o col·lectiu. El Estat deixa de guiar-lo en tot els seus actes i és cada individu o col·lectiu el responsable de la bona marxa de la societat.

No hi ha dubte que el concepte de subsidiarietat va molt lligat al de solidaritat. No podem ser subsidiaris si no som solidaris, ja que, buscar un objectiu comú comporta implicar-nos, preocupar-nos per les necessitats o mancances dels demés.

Madre perquè vegis el gran interès cap a la teva assignatura, com que el meu ordinador s’ha fos, he abandona’t els meus estimats pares per venir a casa de ma germana i participar en el blog je,je! Sóc responsable dels meus actes ergo sóc subsidiaria ergo sóc solidaria! ^^

Loli dijo...

(Madre un poco tarde pensarás, pero es que llevo desde ayer intentando y que no puedo, algo positivo de todo esto, que al fin me ha dejado).

Según la definición de la RAE, subsidiariedad es el criterio que pretende reducir la acción del Estado a lo que la sociedad civil no puede alcanzar por sí misma. Sinembargo mi opinión va por ahi pero quizás no se ajusta del todo.Según mi punto de vista sí y no, creo que el criterio de subsidiariedad sea el mejor para que una sociedad funcione. Ya que pienso que el estado debe estar formado e establecido por un principio (seguido de muchos otros)
total e universal de
sociedad. La sociedad en sí, es un grupo de persona que contribuye para el bien de ese grupo de persona (donde ese grupo somos todos nosotros).

Por otro la lado pienso que este criterio sería útil si recayera en todos (el grupo, la sociedad), no en un único individuo.Además es cierto que es un criterio que nos puede hacer crecer en el sentido que, nos hace asumir una serie de responsabilidades, que no dejamos hacer al otro sino que nos hacemos cargo nosotros mismos, ya que nosotros sabemos y debemos hacerlo. Cada uno tiene una
responsabilidad que unida a la de los demás crea una sociedad justa.
Por eso servir al estado es un bien para caad uno de nosotros.

Los términos solidaridad y subsidiariedad pueden o no ir juntos, ya que a veces si que es verdad que hacemos las cosas por nuestro propio beneficio, sin contar al otro, sin importarnos si el otro se beneficia o no. En este caso nos seríamos solidarios, sino egoístas. Pero por otro lado, para que todo funcione bien, hemos de buscar el beneficio del otro, que a su vez será nuestro beneficio. Entonces si que aplicamos el término solidaridad unido a subsidariedad. Cuando realizamos algo conuntamente a beneficio mutuo sin perjudicar al otro.

(Comentario largo?jajaj, sea la hora que sea no hay quien me pare, que le haremos)